lunes, 25 de julio de 2011

¿Cómo matar al olvido?

Me refugio en el cáliz de mis versos
en busca del perdón por un desbarro
sesgando por la base el tallo de la rosa;
ilusión que hasta el cenit se elevaba
fue rota, y quebrada se arrojó
al pozo de lo ingrato.


No más consuelo que la fingida indulgencia, porque no hay perdón si no hay olvido ni se puede rebobinar el tiempo, lo dicho, dicho queda y en la memoria suma.
Pero…

Quizá, una  paloma  blanca
se asome a mis cristales
con un mensaje
que rinda mis quebrantos.

Quizá esta noche sueñe que la tengo
y el beso de sus labios me redima
matando hasta el olvido
en alas del amor que nos consume.
                    *
Quizá sí, quizá esta noche
volemos al Edén
y muerda la manzana
desnudos en la hierba del pecado.

4 comentarios:

María dijo...

Amigo, Carlos:

¡Qué lujo es leerte! echaba de menos tus poemas, y hoy nos regalas tus versos, como siempre, envueltos en sentimientos que abrazan.

La noche llegará a tus vuelos
abrazarás su cuerpo
sentirás la llama del amor,
te refugiarás en sus besos,
te llenarás de su esencia,
te envolverás en su piel,
volarás al cielo
entre su alma,
su cuerpo,
sus latidos,
te llenarás de vida.

Mi admiración, aplauso y mi beso a tu ventana.

Carlos Serra Ramos dijo...

Gracias por ese beso que acaba de llegarme, mi buena amiga y dulce poetisa, siempre atenta a mis letras vienes a acariciar mi versos con los tuyos, y mira, te respondo:

El mundo se me abrió con su presencia
ensortijada al sueño en qué la habito,
y al despertar
perdura en la vigilia
el eco de un TE AMO
iluminando el día.


Cómo ves, tus versos también me inspiran, mi fiel amiga.

De mi ventana a la tuya vuelan mis besos.
...............Carlos

maria susana dijo...

he llegado a esta poesía y he quedado prendida en sus versos. un gusto leerte, un saludo desde mis blog
en el silenciola felicidad y todos los cuentos del mundo!

Carlos Serra Ramos dijo...

Hola, María Susana, garcias por tu visita y las palabras que me dedicas, celebro te gustará esta carta/poema en la que en los últimos versos se da un giro al tema.

Pasé por tu blog días atrás y ayer intenté dejarte un comentario pero no me fue posible ya que el sistema no me admitía la ID de Google, a ver si se soluciona porque sea algo temporal ya que me gusta tu modo de expresión y la mucha sensibilidad con qué escribes.
Va mi afecto, amiga.
................Carlos