domingo, 15 de mayo de 2011

Soñándote en mi era

 

¿Por cuánto he de soñarte canto leve,
si tengo mis canciones enrejadas
esperando en la noche la balada
del desquiciado amor que me conmueve?

Amor... que por amor, mi alma se apaga,
consumiendo la vela en el espanto
de que perdure más mi mudo llanto
que tu hiriente silencio que me draga.

¿Por qué consumo en ti mi última cera?
si sé que tu trinar de canto errante,
nunca fue ni será, trigo en mi era.

Pensamientos silvestres son los míos
que nacen libres, francos de frontera
para soñar el agua de tus ríos.
______._____


          Carlos Serra
.

10 comentarios:

María BlancaNieves dijo...

Me gusta muchísimo leer poesía en la cual se ha dejado el alma. Un sentir triste que llega hondo. Querido Carlos, tu poesía me enamora.

Precioso en verdad.
Besos.

Carlos Serra Ramos dijo...

Enamorado de tu poesía ya hace dos años que yo estoy, querida amiga, a ver si eso es un virus y se nos contagia por matástasis a todo el cuerpo, que no me importaría, tenlo por seguro, mi admirada poeta.

Recibe mi beso Blanca, y con él mi agradecimiento por tu visita y comentario.
............Carlos

Narci dijo...

Magnífico soneto Carlos, tanto en su forma como en su fondo. Lo importante es soñar, porque los sueños son libres, poco importa si ese sueño se hace o no realidad, aunque claro está que siempre anhelamos que los sueños, los buenos sueños, se materialicen ;-) ¿o no?

Besos

Carlos Serra Ramos dijo...

Mi muy querida Narci, ya pensaba que me habías olvidado, ciertamente los blogs están siendo abandonados por las redes sociales, es una pena porque son joyas literarias embellecidas con una decoración más o menos bella que los hacen más atractivos si cabe, por mi parte, he decidido prestarles más atención y abandonar otros lugares que me consumen un tiempo del que no dispongo.

Tu visita me alegró la tarde, querida, por tus palabras y el gusto de "verte," y como te tengo por amiga te voy a rogar que vuelvas porque formulo unas preguntas en el poema que acabo de editar.

Con un abrazo te envío un beso fraternal a tus mejillas.
..................Carlos

Narci dijo...

No tengo tan mala memoria, aunque a veces no disponga de mucho tiempo o el ánimo no me permita leer y comentar como os merecéis, ni tampoco escribir lo que me gustaría y cómo me gustaría.

Mis ausencias nada tienen que ver con las redes sociales, que no me acaban de convencer en absoluto, de eso puedes estar seguro.

Besos

Carlos Serra Ramos dijo...

Concordamos plenamente, Narci, yo estoy en una de ellas por error. De una persona conocida y muy responsable recibí la recomendación de entrar en una de ellas, cuando le pregunté resultó que era ignorante del hecho y fue cosa del sistema, o sea, que se cuelan en los correos y falseando una identidad te invitan a registrate, eso habría de ser delito. Y ciertamente, la afluencia a los blogs ha decaído considerablemente, solo has de observar a tus seguidores que ahora pasan semanas y meses sin cambiar las páginas.

Gracias por tu tiempo, querida Narci. Estamos a punto de entrar en el verano, animémosnos y veamos de disfrutar la vida un poco más, amiga mía, que te deseo seas feliz. Recibe mi abrazo con afecto y buena carga de cariño.
..................Carlos

María dijo...

Carlos muchísimas gracias por devolverme la visita, será un placer tenerte por allí.

Ahora me quedo en este poema, escribes desde la profundidad, eres un gran poeta por lo que estoy descubriendo.

Sueños que vuelan
que late
que sienten
que se dejan llevar
que te abrazan.

Tus palabras me inspiraron.

Un beso.

Alma dijo...

¡Bellísimo!
Los versos son ese misterio que fluyen cuando quieren, y a veces hasta el autor se sorprende de su belleza.

Carlos Serra Ramos dijo...

Gracias mi recién amiga, te respondo con toda la sinceridad de que soy capaz, ni presunción ni falsa modestia, no sé si escribo bien o regular pero estoy convencido de que me falta mucho para saber expresar la hondura de un sentimiento. Un poema ha de contener un ritmo de lectura y musicalidad, cumplir determinadas reglas para conseguirlo, y eso se aprende, pero donde está el poeta es en la palabra, ese vocablo, esa metáfora que encumbra la idea del pensamiento, la originalidad de la oración para expresarla.
Y eso no es fácil, sólo los privilegiados lo consiguen. (¡Ufff! Qué lata te estoy dando)y ahí mis dudas. ¿Qué sienta cómo poeta? sí, que lo sea es otra cosa, querida.
Pero bien, si mis versos te inspiraron me doy por satisfecho y agradecido, ojalá que no lleguen a aburrirte.
Otro beso a tus mejillas, mi bien considerada amiga.
..............Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

Alma, ya ves, te preguntaba de dónde te conocía y a poco te tengo de compañera de mesa, justo a mi lado, el mundo espequeño ¿verdad? Fue un gran placer conocerte.

Concuerdo contigo querida amiga, en qué a veces uno se sorprende al leerse pasado un tiempo y se pregunta ¿eso lo escribí yo?

Gracias por tu visita, Alma, te lo agradezco sinceramente.

.................Carlos