miércoles, 23 de diciembre de 2009

¿Por qué tan pronto?




Retrato de Rosa María Ruiz
Original de la artista
Victoria Ortega Diaz
expuesto en Artelista.com
______________________
*

Ese acíbar que ocultas tras los ojos
sin lágrimas se asoma en tu mirada
lacerando la paz de las tinieblas
donde el crepúsculo se esconde.

Faz serena que amaga la congoja
porque la flor recién abierta se marchita
apenas visto el sol en su pistilo
ni el aire cimbreando el tallo de la rosa.

Quebrada tu sonrisa aún aspiro
aromas del amor que tienes por la vida
que no opaca la lánguida expresión de tu semblante.

Te llevaré en el alma
con el pesar de haberte conocido
tan sólo en un retrato…
y demasiado tarde.
__________._________


Carlos Serra

10 comentarios:

Narci dijo...

Hola Carlos, venía a desearte unas felices vacaciones, Navidades y Nuevo año, y me he encontrado con estos preciosos versos, que he paladeado con gula y me han sabido a poco.

Un abrazo.
Sé feliz
Narci

Carlos Serra Ramos dijo...

Narci, querida amiga, de igual modo te deseo lo mejor de lo mejor en tu futuro. Personas como tú, mostrando la sensibilidad a flor de piel y un sentido limpio por los afectos, merecéis ser felices.

Estos versos me escaparon del alma cuando conocí la historia de esta bella mujer que marchó a la luz a sus 41 años sin llegar a ver su propio retrato. que puedo decir más que me impactó.

Mi beso, querida Narci, procuremos ser felices.

Carlos

Luisa Arellano dijo...

Triste el poema por su terrible motivación. Desearíamos que la muerte no llegase nunca y muchísimo menos a edades tan tempranas cuando queda aún tanta vida por delante.

Te honra esa sensibilidad tuya que te ha hecho transmitirnos lo que ese retrato te ha hecho sentir.

Un beso enorme.

Carlos Serra Ramos dijo...

Es triste sí, y en estos días en los que nos parece que un manto de felicidad y alegría cubre el mundo, estas cosas nos recuerdan que la desdicha está presente y se ceba en muchos seres.

Gracias por tu opinión sobre mi sensibilidad, no debiera ser poeta aquel que no la tenga.

Un beso no gastado todavía, y para el próximo año tengo más. jejeje.

..............Carlos

Pilar Iglesias de la Torre dijo...

como mis predecesoras, Carlos, iba a desearte que fueras todo lo feliz que le permite a uno la vida en cada momento, pero me encuentro con este poema que refleja la cruel constatación de lo inesperado de la vida en su vertiente más cruda....vertiente que, a pesar de ser tan familiar para mí, nunca está exenta de profundas emciones........un besazo.........Pilar

María (lady) dijo...

Precioso poema Carlos.
Y precisamene por eso,
porque nunca sabemos cuando vendrá,
porque no tiene importancia la edad, el color ó el dinero ...
Por eso hemos de saborear cada paso, cada rayito de sol, cada sonrisa, cada mirada, cada beso.

Un abrazo muy fuerte y mis mejores deseos para el año nuevo.

Carlos Serra Ramos dijo...

Gracias, Pilar por tus buenos deseos para mí, sé que así lo sientes igual que tú sabes que para ti deseo lo mismo. Por lo menos hagamos el propósito de aprovechar cualquier minuto que pueda despertar la alegría y satisfacción. Ya ves, uno puede irse en el siguiente ¿quien mejor que tú, Doctora?
Qué ganas tengo de verte, Pilar.

Un gran abrazo, añorada amiga.

Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

Hola, María:

Te cuento; se me ocurrió editar este poema tomada consciencia por el retrato de esa joven mujer, que nos dice que la vida es solamente el instante en que la vives, y me pareció que era bueno recordarlo en estos días de aparente feicidad y los mejores deseos para el futuro.
El mío es no olvidarlo nunca, extraer lo bueno de la vida y menospreciar lo que tiene de malo.

Un sentido abrazo amiga mía y sé feliz.

............Carlos

Flavia Serena dijo...

Hola, querido Príncipe, sin duda, una gran alegría de conocerte, así como a otros amigos en este año que finaliza. Lo mejor para el 2010, que siga la amistad, la paz, el amor y la poesía.

Felicidades!!!

Marisela.

Carlos Serra Ramos dijo...

La alegría fue compartida, Marisela, tu visita era esperada desde hacía un montón de años, ¿recuerdas? en aquella ocasión no pudiste o no tenías la misma confianza, pero al fin todo llega y la satisfacción fue grande.

Mi beso, Doctora Marisela, que también en tu profesión me cuidas. Sé feliz, amiga mía.

--------Carlos