lunes, 30 de noviembre de 2009

Sombras




Templo-caverna
Imagen tomada de la Red
*

Hay sombras
que conturban la luz del mediodía,
espectros no olvidados
que hurgan las entrañas
buscando el corazón.

A veces, soy feliz con su recuerdo
y a veces, las ahuyento con el vino
o prendo en unos labios
el velo que las cubre.

A veces… son las voces
fundidas entre arrullos y censuras
que se cuelan
e irrumpen en el alma sin permiso.

Y hay veces… que no vienen
y las busco en escombros del pasado
en esas noches ciegas
que ando las tinieblas sin saberme.

Venid, venid a mí, sombras venid,
mostrándome la vida de un ayer
tan cerca y tan lejano.
_____._____





Carlos Serra Ramos

23 comentarios:

Narci dijo...

Que las benditas sombras nunca nos abandonen, ni las del pasado, ni las del presente, ni las inciertas sombras del futuro, pues todas ellas constituyen la esencia del ser y del sentir, y como musas acarician el alma y se hacen verso. Como estos, como los tuyos, y cada sílaba se esparce en ecos infinitos dentro del corazón y lo rebosan.

Precioso el poema y más áun escuchado en tu voz.

Besos

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Preciosa forma de rehacer las sombras, por lo general aferradas a los deshaucios, todo tiene una cara bella, y más hablando de poesía...

Un besote
Marian

Carlos Serra Ramos dijo...

Narci:

Hermosas palabras levantando la ilusión hasta en los grisis, me sobre estimas, amiga, pero agradezco mucho tus frases, que sin pretensión, me elevan la autoestima. (jeje, me salió rimado)

Un beso a tus mejillas.

Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

Marian:

¿Sabrán los blogueros que eres mi niña? La niña de mis ojos en cuanto a la estima desde tanto tiempo.

Sí, hay sombras del ayer que se memoran con nostalgia y pueden revivir en la memoria haciéndote feliz con el recuerdo.

Un abrazo grande, querida.
Carlos

Luisa Arellano dijo...

De todo podemos sacar algo bueno, hasta en las sombras hallas belleza y sensibilidad.

Un beso muy grande, poeta.

Carlos Serra Ramos dijo...

Ay... Lui, eso se dice y puede que valga para algún caso, pero las sombras son sombras y lo que brilla y ciega es la luz.
Esos recuerdos opacados por el tiempo fueron vigorosa savia navegando las arterias en mi alborada. Proyectos, deporte, mar, viajes, amores, bailes, juergas... uff, de todo hubo.

Hoy es la hora de encontrar compensaciones, que las hay, y las disfruto, no vaya usted a creer que el aburrimirnto me puede. Recuerde usted, mi admirada señora, aquel poema en el que digo - Yo soy junco batido por el viento
que nunca ha de lograr
quebrar mi tallo
por mucho que se opongan los espejos.

Además, príncipe de sueños, recuérdalo, y las añoranzas me hacen cosquillas, salvo las que se despiertan con tu voz. Hala ¿te ha gustado?

Un beso más grande que el tuyo, mi querida Lui.

Carlos

Cris Gª. Barreto dijo...

Querido amigo:

A qué tanta nostalgia. Si eres quijote de tu vida sin necesidad de Sancho ni de Dulcineas que solo fueron sueño.
Liberador de tu alma, sin sombras, sin temores. Dueño de tus emociones.
Por qué siempre estás triste si a ti te tienes que es mucho.
Y el pasado es un archivo que no se olvida pero no debe abrirse para borrar sombras que enturbien el presente.
Escribes de maravilla,
pero desearía verte escribir con más vida, más esperanza, más ilusión.

Con toda mi admiración,
tu amiga Cris.

Besos de corazón para ti Carlos.

Carlos Serra Ramos dijo...

"Y el pasado es un archivo que no se olvida pero no debe abrirse para borrar sombras que enturbien el presente."

Cristina:
Vengo corriendo querida amiga, para agradecerte la frase que cito, lo mejor que me han dicho, y te haré caso, en el próximo que edite haré que se abran flores hasta en las ramas secas del rosal.

Gracias, Cris, hoy es un beso en cada una de tus mejillas.

Carlos

Minerva dijo...

Lejana es la vida del ayer, que ahuyenta además una posible nueva vida. Hasta que algo nace, cuando ella muere y las sombras se diluyen...
Algo nace siempre que algo muere.

Luisa Arellano dijo...

¡Ah! pues mira... a vuela pluma.

CON GIROS DE MUÑECA.

derrotemos las sombras
vamos a ladearlas con giros de muñeca
y encendamos los cirios
de todos los salones que cedieron
con gusto sus baldosas a los pasos de baile

atrás no es la cerilla pertinente
para encender hogueras
ni el espejo es guardián de lo que fuimos

la memoria resiste en tanto
se acrisolen los ecos de las formas

ven, me bañaré contigo en los riberos
desnudos de peligros


Luisa Arellano

Carlos Serra Ramos dijo...

Hola, Minerva:

Es muy cierto lo que dices y en verdad que uno se asobra de las vueltas y revueltas que la vida nos muestra. Parece que sea corta pero pasado el tiempo uno se da cuenta de cuantos caminos recorrió.

Te agradezco la visita, amiga, y tu tiempo al dejar constancia de tu paso.

Mi beso, Minerva.

Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

Ay... Luisa:

Jejeje, me provocas ¿eh? pues ahi va mi respuesta con un ramillete deseos.

Hagamos que las sombras bailen con nosotros
al son de castañuelas y alegrías,
que vuelen las pavesas de lo ingrato
al mundo del olvido
y vivamos el hoy
al ritmo del placer de otros arrullos.

Se cubran de guirnaldas las arcadas
y nos cante la vida a nuestro paso
cerrando las heridas del ayer
envueltas en sudarios.

Ya tocan las campanas a maitines
y levanta la aurora el velo de lo oscuro.

Se asoma el día
despertando a la alondra y al espíritu.

Mi beso, bailaora

............Yo

Luisa Arellano dijo...

jejejejeje.... me siento generosa


MAMBLA

Tapas que se levantan,
espinas desprendidas de cardos sinuosos,
una enagua en el viento con festones de vida,
la rueda del molino que incansable
desprende los salvados
y deja pura esencia del trigal en la muela,
un resquicio en la puerta
permitiendo avivar los cuarterones
que rechinan hambrientos de luciérnagas,

una mano y un pecho que se colman
con sólo una mirada
y unos dedos que sienten

atemperan
desde la soledad
que habita en sombras.


Luisa Arellano

Carlos Serra Ramos dijo...

Lui... te estás pasando, mi musa se acostó tarde y está medio dormida, pero bueh, a ver que sale.

SE APAGARON LAS FAROLAS

Las sombras desvanecen
cuando a la luz del día se apagan las farolas
y el mar de las saudades
es tras el horizonte un lago seco.

Se despejó la niebla de mis ojos
y asomó en la mirada la sonrisa
cuando una mano puente
salvó de la penumbra
el alma en soledad.

Y unos labios, uncidos a los míos,
es hálito de vida que anuncia primavera
en la umbría apacible del otoño.

Mi beso, poeta.

Carlos

Luisa Arellano dijo...

Vaaaaaleeeeee!!! ya sabes eso de "donde hay confianda..." a dormir. :)

Un beso grande, mejor no nos metamos en profundidades jejejejeje.

cielo claro dijo...

Esta vez me has dejado escuchar tu poema, recitado por ti y por ese gran y emocionante pasión que sabes darle a la lectura poética.

Hermoso, es un hermoso pensamiento hecho versos, sombras, recuerdos, emociones....

Un abrazo amigo mío, felicitaciones.

Carlos Serra Ramos dijo...

cielo claro;

Querida Freya, cuánto de verdad hay en los versos del poeta...

Con el mismo programa intentaré poner voz en los poemas de Bio, ya tengo ganas porque en la declamación se puede dar el tono que el autor no puede conseguir en la grasía.

Mis besos, Freya (ya ves, en plural)

Carlos

azpeitia dijo...

Venid, venid a mí, sombras venid,
mostrándome la vida de un ayer
tan cerca y tan lejano.

Has conjuntado de una forma expresiva y bella tu poesía. Esa llamada final a las sombras es un todo instintivo que todos de una manera u otra en algún momento realizamos...enhorabuena por tu blog....un abrazo de azpeitia

María BlancaNieves dijo...

… "Qué mal he hecho al permitir que la pluma de mi alma le exija a la herida de mis secretos desangrarse brutalmente sobre una hoja de papel. He mancillado el equilibrio de la palabra sin ningún derecho. Sólo deseaba arrancarle a mi sombra el grillete para reducir el dolor y encontrar un remanso de paz en el verbo luchar".
Hace tiempo predicaba este sentir, porque no deseaba que me persiguieran las sombras. Apretaba mis párpados con fuerza, -como aterrada chiquilla - para alejarlas.
Hoy es distinto porque estoy enamorada.

Admiro extasiada las preciosas pinceladas al tiempo en este bellísimo poema, luego escucho la voz de un ángel recitarlo con tanto sentimiento que me ha convencido a no romper una sola hoja de mi añejo calendario, sencillamente, porque gracias al camino recorrido soy lo que soy y disfruto de distinta manera la vida. Si un día estoy triste, gozo de esa tristeza intensamente, porque sé que mañana de la misma forma gozaré una sonrisa.

Hoy es amor la vida.

Un beso querido Carlos con todo mi cariño.

Laura Gómez Recas dijo...

La sombra como refugio. Qué bien trasladas al lector el sentimiento. Querido o no, buscado o no, refugio al fin.
Nostálgico Carlos...

Pero he de decirte, que si me gustó el poema, más me ha emocionado el trajín entre Luisa y tú. Deberíais hacer un mano a mano; pero en vivo y en directo. Yo que os he visto, auguro un existazo.

Besos, a ti y a Luisa, que se lo ha ganado.

Laura

Carlos Serra Ramos dijo...

Querido Azpeita, tu atención supera la cortesía, amigo, no te conformas con un solo comentario y me dedicas tres o cuatro.

Te lo agradezco porque aunque la intención primera sea para exponer un trabajo y sea leído, gusta saberlo si es aprobado por el lector.

Gracias, Azpeita. Recibe un abrazo junto al deseo te un buen año 2.010 para ti y los tuyos.

Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

María, querida amiga:

En relación al sentido del poema y más a tu comentario, podría decirte lo que expreso en uno cuyo título es "Todo cambia" el cual transcribo:

En gotas de cristal encadenadas
golpea la lluvia contra el suelo
fundiendo su disfraz en otra horma
que cubre la calzada de burbujas
sobre un manto invisible que resbala.

Corriendo calle abajo
será pronto torrente
cascada,
río,
lago.

Todo se altera en su imagen física.
El cielo azul es rojo en el ocaso,
perdieron los colores su pigmento
y son las flores secas
despojos maltratados
de aquellas bellas rosas.

La piel se va plegando con el tiempo,
y la carne será flácida armadura.
Se transforma y degrada la materia
que no hay algo que se esfume y quede en nada.

¿Pero por qué cambia el sentimiento,
si tanto decía que me amaba?

Y no lo sé, pero por lo general es así, cambia con el tiempo y con el uso, y a veces tanto que en nada se parece al que se sintió años atras, además, no debieramos ser responsables en el prente de pretéritos sentimientos o proceder, hemos cambiado y ys no somos los mismos.

Mi beso, princesa.

...........Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

Pues recuerda que el día 13 de este mes el mano a mano lo tenemos tú y yo en Radio Unión Catalunya, a los tuyos le prestará su voz la presentadora Inma Rabal y lógicamente la mía en los míos. Cuando los compusimos seguro que no pensamos en que se llegaran a emitir por las ondas ¿verdad que no? Este es el vínculo por si puedes escucharlo en directo a través de Internet a las 22:30
http://www.radiounioncatalunya.com/index02.php

Me encantó tu comentario, querida amiga, siempre estoy pendiente de tu opinión más que de muchos por si te parece demasiado clásica o merece tu aprobado.

Un beso al aire, querida Safo.

Carlos (Faón)