sábado, 23 de mayo de 2009

A ESA MUJER



Imagen tomada de la Red
*

Renunciaba con gusto
al deseo de acariciar su cuerpo
sólo por verme
en la cárcel de sus ojos.
__________.__________


Carlos Serra

15 comentarios:

Agnieszka M. Rybarczyk Feder dijo...

Hay con esa mirada sobran las palabras ....
Besos
Agni

Antonio del Camino dijo...

Don Carlos: no me parece, en absoluto mala opción, sino todo lo contrario. Hermoso poema, cargado de precisión y verdad.

Un abrazo.

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Querido Carlos:

En ocasiones, una mirada profundiza más en el alma que que el propio acto de hacer el amor.

Quien esconde la mirada cuando dice que ama no ama;
quien la esconde cuando te habla miente.

Me ha gustado mucho la precisión y profundidad de tu breve y denso poema.

Felicidades Carlos.

Besos de esta amiga que tienes algo olvidada...Ya, ya sé, la falta de tiempo. No te preocupes en absoluto, de veras.

Un beso con todo mi cariño,
Cris.

cielo claro dijo...

Bueno mi niño, con esos ojos hasta yo pienso lo mismo.... una belleza de exactitud y precisión poética que dejas tras la huella de esa mirada... poeta de poetas, besazos poeta amigo, besos desde este lado de la tierra.

stella dijo...

Impresionante y bello breve que se cuela como una caricia
felicidades
Un abrazo
Stella

Carlos Serra Ramos dijo...

Agni, amiga, gracias. Gracias por tu visita que me satisface tanto.

Es verdad que a veces uno, o una, se prende en la mirada enlazando el espíritu de quien te mira.

Me quedo con tu beso al que correspondo con el mío en tu mejilla.

Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

Don Antonio, estimado poeta:

Te cuento cuándo y dónde nacieron estos cuatro versos:

Fue en Córdoba, la semana pasada, en un restaurante de los llamados "industriales". Estaba lleno de comensales y la joven que me atendió hubo de aproximarse a mi rostro para que pudiera escucharla. Por unos instantes sostuvimos la mirada y creí que soñaba ante aquellos ojos verde mar. Creo que los llevaré en mí como llevo la luz de amaneceres, algo imposible de obtener y sólo es dado a la contemplación.

En tanto me servía, escribí -como hacemos los poetas- ese breve poema en la servilleta de papel.

La joven que, además, era muy simpática, paro atención en el escrito y al verlo en versos me preguntó si era poeta. Le respondí -no, sólo es un pensamiento que motivaron tus ojos. ¿Lo quieres?- Me pidió que lo firmase y se fue mostrándolo a todo el mundo con la alegría de una niña.

Preciosa experiencia que he querido contarte, amigo.

La lástima es que los ojos de la imagen no sean los suyos.

Un fuerte abrazo, Antonio y mi agradecimiento por tus palabras.

Carlos
____________

P.D. Creo que eres de Extremadura, en cuyo caso, veo posible tomarnos un café cualquier día en alguno de mis viajes a Portugal.

Carlos Serra Ramos dijo...

Cristina, querida amiga, siempre en mis letras, eres... ¿cómo decirte? como una joya más para guardarla en el cofre de los mejores recuerdos, al que un día accederé para encontrar el sustento y la conformidad en los postreros años de la vida.
.
"En ocasiones, una mirada profundiza más en el alma que que el propio acto de hacer el amor."
.
Es así, amiga, igual que el beso, con el que se puede entregar hasta el alma fundiendo sentimientos.
.
Mi abrazo, Cris, un fuerte abrazo.
.
Carlos
____________

Carlos Serra Ramos dijo...

cielo claro:

Creo que habrás leído mi respuesta a Antonio. En ella le cuento la inspiración de esos ojos.

Es verdad que a veces hay imagenes que marcan huella y el pensamiento vuela a otras que te trae la memoria, se asoma la añoranza y los labios se distienden en una sonrisa, o en una mueca de amargura, según sea el espectro que revive.

Gracias por tu comentario, siempre halagador encumbrando mi ego.

Un beso amiga, o dos, veinte.

Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

Stella, dices:
.
Impresionante y bello breve que se cuela como una caricia
felicidades
Un abrazo
Stella
.

Te hago el quote porque tus palabras me suenan a poesía. El poema es breve y breve tu comentario encerrando también el más bello mensaje con esa frase "cuela como una caricia" que bonita, te lo agradezco, compañera, mi nueva amiga si tú quieres.

Un beso en tu mejilla, Stella.

Carlos
______________

Laura Gómez Recas dijo...

No hay lugar mejor que esa cárcel de la mirada. No lo hay.
¡Qué suerte la de la camarera!

Un beso, Carlos.
Laura

stella dijo...

Agradeciendo tu respuesta y aceptando tu amistad, estare en tus versos poeta , con sumo agrado te visitare, te invito tambien a que me leas si lo deseas
Un abrazo
stella

http://calzandosentimientos.blogspot.com/

http://stella-lluviadepalabras.blogspot.com/

Carlos Serra Ramos dijo...

Querida Laura:

La suerte fue mía por mirarme unos segundos en aquel mar de juventud.

Gracias amiga mía, siempre en mis letras.

Carlos

María (lady) dijo...

Amigo Carlos,

¡Cómo para no estar contenta! Trabajando en un macro comedor no es habitual que alguien te diga que tus ojos le han inspirado ... y además te regale un poema!

Tu no te olvidarás de sus ojos y ella siempre te recordará.

Precioso!, de verdad.
Un abrazo.

Carlos Serra Ramos dijo...

María Lady:

Hace muchos días que me falta el tiempo y no me apercibí de tu comntario, me excuso, amiga.

Es verdad que a veces pequeñas cosas se recuerdan durante años o no se olvidan nunca.

Te doy las gracias con un beso, ¿vale?

Carlos
____________