miércoles, 18 de febrero de 2009

PINTANDO EL PAISAJE



Los Barruecos, Cáceres
Autor: Alfredo Puente
Localidad: NCC Aldea Moret - Cáceres
Dimensiones: 2048x1536píxeles.
Tamaño: 835kb
(Tomada de la Red)
*
*
PINTANDO EL PAISAJE
(Prosa poética)

Pincelada azul celeste, pincelada siena. Otras verdes, rojas, amarillas y grises teñidos de cobalto.

Trazos suaves, líneas onduladas, curvas y rectas van plasmando el paisaje que absorve mi retina.

Amalgama de colores, cada uno en su lugar. Aquí un reflejo, allí una sombra. Y, fijo quedará en el lienzo para su contemplación mañana por si la memoria falla.

El mismo sol, la misma fronda que no se agostará, y los rizos encadenados del río Tajo, detenidos. Es como un milagro, poder parar el tiempo. Inmovilizar en el aire esa bandada de estorninos cruzando el cielo.

Ejemplo mágico que el pincel me otorga. Se distribuyen los colores y aqui queda la suave pendiente de la loma cubierta de encinas, a cuyas plantas, crece la hierba pintando de verde la tierra, como yo pinto la tela.

Cerca, y lejos del encinar, dos carrascas retorcidas darán sombra al pastor. Y más allá, un otero de roca viva aparece emergido de la tierra dando fe de la presencia del tiempo por sus piedras esculpidas en figuras singulares.

Aunque me gusta el mar, la mar, igual mansa que encrespada; el campo, los montes, valles y ríos, es otra cosa, donde el labriego quiebra la cintura hurgando en las entrañas de esta tierra para extraer la mies que lo alimenta.

Ensoñación gloriosa de vida y paz. Aquí aspiro hondo. Se llenan mis pulmones de aire puro. Y de armisticio se inunda el corazón. Estoy a bien con el hombre y con el mundo; que la presencia de Dios es más notoria.

Pincelada plata en el remanso del río, que en su espejo el Sol se mira. Y ese verde de la umbría, más oscuro. Que contraste con el verde iluminado por la luz del sol.

Extremadura querida ¿que te falta? Nada.

Si acaso, el nombre de Lusitania, o los dioses que habitaron tu ciudad, Mérita Augusta, villa imperial romana. Aún hay huellas en las ruinas de sus templos y palacios, y... aún se cuentan sus leyendas en las orillas del Guadiana.

Extremadura, a ti te pinto y tus tierras canto porque quiero llevarte en la memoria e inmortal por mis pinceles, enmarcada con bocel de plata y oro para que admiren las gentes lo que yo he visto a mi paso.
___________.__________



Carlos Serra Ramos

16 comentarios:

Laura Gómez Recas dijo...

Carlos, ¡no sabes cómo he disfrutado leyendo este poema! Tengo que volver con más calma y saborearlo. Has pintado un cuadro con palabras y eso, ya sabes, que me pierde.
Manejas a la perfección la prosa poética. El texto discurre sin afectación alguna, denso y fluído, cargado de la cantidad justa de trementina para que se deslice sobre la imagen.
Un besazo grande, grande.
Laura

Luisa Arellano dijo...

Carlos, hoy me has hecho desayunar con la emoción de sentir mi tierra dibujada en tus palabras.

La leyenda negra que nos ha acompañado a los extremeños durante demasiados años está empezando a ceder bajo el peso de una realidad aplastante, pero aún hay gente que cuando escucha Extremadura lo asocia a "desierto", "incultura" y "pobreza".

Que hayas captado el embrujo de sus aguas, sus encinares y de toda la belleza que aquí existe me porduce una alegría y un orgullo enormes.

Gracias, de corazón en mi nombre y en el de mi tierra.

Besazos.

Rosario Alonso dijo...

Preciosa prosa poética, que atrapa en pinceladas cálidas la belleza de esa tierra. Al leerte, Extremadura se siente como mágica.

Un abrazo

Carlos Serra Ramos dijo...

Gracias, Laura, te confieso que la prosa con poesía me gusta porque me permite expresarme con maayor libertad que en un poema, y aprovecho para decirte que, precisamente en ese arte, el principal valor estriba en contar lo que se pueda decir en prosa, pero ajustándose a las reglas de un poema, sea libre, medido, blanco o rimado; todos las tienen para marcar el ritmo de lectura y la cadencia.

Mi beso, amiga, celebrando te gustara (me refiero a la prosa, jajaja)

Carlos Serra Ramos dijo...

Luisiiii, ya sabía yo que te gustaría el canto a tu tierra. Y es que la patría chica siendo más pequeña nos tira más que la grande. ¿A qué sí?

Besos, poeta.

Carlos Serra Ramos dijo...

Amiga Rosario, cuatro renglones escasos han servido para sentir satisfacción por lo escrito.

Cuatro líneas plenas de poesía que te agradezco, amiga.

Recibe mi beso.

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

En el museo más innato
se exhiben acuarelas arboladas.
Visiones ovacionadas
por los centinelas del rastrojal.
Los prunos despojados,
dejaron sus agasajos.
Frutos que nos brindaron en época estival.
Al atardecer, la campiña se armoniza de bermejo.
Como permutan los cuadros sus tonos
ante plurales destellos.
Las hojas tumbadas se restallan,
bajo las pistas de las andanzas.
Y nada induce la salida a la calle.
Manda la Naturaleza.
Tierra de nadie.

Como tu mandas en tus letras hermosas este libre mensaje.

Bonito poema prosa o prosa poema.
Felicidades.

Un beso.
Cris.

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

En el museo más innato
se exhiben acuarelas arboladas.
Visiones ovacionadas
por los centinelas del rastrojal.
Los prunos despojados,
dejaron sus agasajos.
Frutos que nos brindaron en época estival.
Al atardecer, la campiña se armoniza de bermejo.
Como permutan los cuadros sus tonos
ante plurales destellos.
Las hojas tumbadas se restallan,
bajo las pistas de las andanzas.
Y nada induce la salida a la calle.
Manda la Naturaleza.
Tierra de nadie.

Como tu mandas en esta poesía prosa, o prosa poética.

Felicidades.

Un beso.
Cris.

Soportándome dijo...

Menudo cuadro pintado con letras. Me ha encantado la sensación de paz y de parar el tiempo.
Adoro cáceres.
Saludos

Carlos Serra Ramos dijo...

Gracias Cris, si las visitas son de agradecer, mucho más cuando se deja testimonio de lectura, y máxime si además, el testimonio es un poema.

Te lo agradezco de verdad, mi estimada amiga. Recibe mi beso.

Carlos
_____________

Carlos Serra Ramos dijo...

Soportándome:

No tan solo Cáceres, sini toda Extremadura disfruta de unos paisajes de tal belleza que uno se extasía en la contemplación sus grandes ríos, la sierra, los arrozales, el Parque Nacional de Monfragüe, sus dehesas cubiertas de encinas y alcornoques, jalondas por las esculturas naturales en las peñas emergidas de su suelo. Las llanuras inmensas hasta donde alcanza la vista, y un etc. largo que da para escribir folios y folios. Y sobre todo, sus gentes. El pueblo más moderado, abierto y hospitalario que he encontrado en la península.

Si vas a mi Blog "Mi Popurri" podrás ver algunos óleos que pinté de sus lugares.

Gracias por tu entrada, amigo.
Recibe ni estima.

Carlos
____________

Terly dijo...

Acabo de regresar de esta tierra mía a la que tanto amo y en la que siempre que acudo a ella me fundo de amor en su belleza.
Sólo un poeta como tú puede expresar en palabras cuanto la vista, como principal de los sentidos pero no el único, capta de la extraordinaria belleza que poseen los campos y la naturaleza en general de esta, para mí, tan entrañable tierra.
Has pintado un precioso cuadro con los pinceles de la palabra y el colorido de tus sentimientos y lo has pintado tan bien y tan bello que has conseguido emocionarme.
Felicidades.
Un abrazo.

criss dijo...

Hola Carlos, muchas gracias por enviarme aquí. Preciosa letra, solo con ella se podría pintar un paisaje Cacereño.
Allí viví un par de años y lo más diferente al resto de los paisajes que conozco son los colores que tienen sus verdes y su cielo, eso acompañado de los canchos con sus granos de mica hacen brillar cualquier obra.
Mis felicitaciones por el relato.

Carlos Serra Ramos dijo...

Criss, De no estar seguro de que te gustaría la loa a esa magnífica región, olvidada durante tantos años, no te hubiera pedido la visita.

Gracias por venir y por tu comentario. Rcibe mi saludo más cordial, amiga.
................Carlos

Alma Ramos dijo...

Has descrito un maravilloso cuadro con tus palabras. A través de tu prosa vas dejando en la mente del lector esos bellos colores que contemplas.
Encontrar un tesoro ha sido conocer tus obras.

Carlos Serra Ramos dijo...

Mmmmmm... mi querida "prima" (por mi segundo apellido)

Alma, te digo que nunca creas al poeta que manifieste que escribe sólo para él, cierto que al hacerlo vacía en el papel sus sentimientos, sus emociones, penas y alegrías, pero es indudable que desea que lo que escribe guste al posible lector.

Por eso te digo, sin engreimiento alguno, que esta frase tuya "Encontrar un tesoro ha sido conocer tus obras" es el mayor regalo que se podía hacer a mis letras porque amo la poesía, la siento y la vivo, querida Alma, y te lo agradezco de todo corazón, amiga.

Permíteme que con el mayor respeto te envíe un gran abrazo y mi cariño. Gracias, Alma.
.......................Carlos