martes, 26 de noviembre de 2013

Al epílogo



En la oquedad oculta de mi pecho,
se hastían desahuciadas mis caricias
huérfanas de piel en que posarse
si no es en la abstracción de los sentidos.
 
Rememoro pasajes de laurel
bañados por las aguas de Juventa,
mas, me ahogo en la sed de su corriente
si ya no mana el agua de la gárgola.

La fuente se agotó sin advertir
los pasos de las sombras
descomponiendo el rostro y compostura,

y  sólo quedan  sueños y  quimeras, 
bastiones donde amarro  soledades
en el tramo final del seco cauce.
_____._____
.
.

12 comentarios:

María Socorro Luis dijo...


Muy bella composición, Carlos.

Poderosas imágenes y hondo contenida.

Me encanta el ritmo, potenciado en el penúltimo terceto, con ese heptasílabo , "los pasos de las sombras", colándose entre los endecasílabos.

Encantada de leerte. Mi abrazo.

Carlos Serra Ramos dijo...

Admirada poeta, querida amiga ¿Por fortuna quedó mi hado en tu blog? Porque hace dos días que te estuve leyendo sin tiempo a dejar un comentario, o quizá porque no sabía qué decirte tras la lectura de los últimos editados, quedé asombrado y medio muerto de envidia, esa es la poesía que merece ser leída, absorbida y digerida en la conciencia, la queja, la denuncia tan finamente expuesta, te felicito, María, me llegaron tus versos lastimando el alma, pasaré en breve a seguir leyéndote, un DIEZ amiga mía.

Me ha sido un placer tu comentario porque muestras una detenida y analítica lectura, coincido contigo en ese hepta, te diré más, me alegra lo mencionaras ya que en principio era un endeca y al editarlo me pareció que así "decía" más.

Te abrazo amiga poeta.
....................Carlos

Anónimo dijo...

No tengo palabras, querido amigo y admirado poeta, que puedan hacer justicia a este... (no encuentro adjetivo que pueda calificarlo) POEMA que nos regalas. Me figuro que, de leerlo los grandes genios de la Literatura, se van a sentir ¿contentos por haber quien les iguala o supera, o presas de un ataque de "pelusilla"? ¡Quién pudiera alcanzar el arte de esa pluma...!

Recibe mi más sincera felicitación, juntamente con un abrazo que pretende ser de un nivel parecido al de tus letras. Y... -se me olvidaba- los epílogos también pueden resultar deliciosos.

"Ona Elena"

Carlos Serra Ramos dijo...

Ayyyyy... Ona, el cariño te ciega, pero bueh, lo agradezco y, porque negarlo, me gusta.

Te abrazo fuerte amiga mía.
.....................Carlos

Francisca Quintana Vega dijo...

Buen soneto. Felices fiestas y próspero año nuevo. Mis cordiales saludos.

Carlos Serra Ramos dijo...

Hola Francisca, gracias por venir, echaba en falta tu palabra amable.

Lo mismo te deseo para ti y los tuyos, ojalá la dicha fuera repartida por igual a todos los seres de buena voluntad, es una utopía pero valga el deseo.

Va mi saludo con gran afecto. ¡¡Felices Fiestas!!

Narci M. Ventanas dijo...

La fuente de tus versos nunca se agota, y sus aguas se vuelven cada día más cristalinas, reflejando un sin fin de imágenes maravillosas.

Besos

María dijo...

Carlos, he ido a todos tus blogs y veo que no has vuelto a escribir más.

Siempre es un placer leerte.

Deseo que pases unas felices navidades, y, que la magia, la ilusión y la esperanza, siempre estén en tu vida, no sólo en navidades, sino todos los días del año.

¡Felices fiestas!

Un beso.

maría susana dall occhio dijo...

hola amigo por tu respueta a otra usuaria de face supe de tu blog. Bello poema no me sorprende en ti tanta belleza. Un abrazo!

Carlos Serra Ramos dijo...

"La fuente de tus versos nunca se agota, y sus aguas se vuelven cada día más cristalinas, reflejando un sin fin de imágenes maravillosas."

Mi amiga fiel de tantos años, no hallo palabras para expresar mi agradecimiento, siempre presente en mis escritos pese a no corresponderte de igual modo, no obstante, mi afecto en ti nunca ha decaído.

Gracias una vez más por acercarte y dejarme el regalo de tu comentario, querida Narci.

Vuele un beso a tu ventana con el deseo de hacerlo realidad un feliz día.
................Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

Y así sigo, María, de un tiempo a esta parte visito casi a diario a mi madre para hacerle un rato de compañía mientras su cuidadora esta ausente, además, los pocos ratos que me quedan se los llevan la pintura en mi afán de conseguir una treintena de óleos para exponer en la ciudad que habito y, eso parece no llegar nunca.

Gracias por tus palabras, gracias por tu seguimiento, amiga mía, ten por seguro que te estimo mucho.

Mi beso a tus mejillas, querida amiga.
.............Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

Hola, María Susana, estaba seguro de que conocías mis blogs, de un tiempo acá los tengo casi abandonados y me apena porque un blog es casi como un diario, en él se van plasmando los aconteceres que deseas recordar, además, ahí quedan los comentarios de tantos amigos con los que te une un sinfin de sentimientos. Me faltabas tú, y ya estás.

Un fuerte abrazo, amiga mía.
.............Carlos