sábado, 18 de febrero de 2012

Onírico amor




Y qué lejos se encuentra todavía
el calor que se abrigue en mi cobijo,
y aliente con su llama el escondrijo
donde guardo el color de la utopía


Y qué cerca la asumo si la sueño
envuelta en la ilusión que me provoca
el onírico beso de su boca
mientras jura que soy su único dueño.


Ahuyento los fantasmas de la duda
cuando pienso en su amor bajo dosel
donde ardiente me espera y se desnuda;

y al filo del deseo desmedido

codicia me derrame en su vergel
en un sueño de amor desasistido. 

______.______

9 comentarios:

Idella Esteve dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Idella Esteve dijo...

Querido Carlos:
Vuelvo a alegrarme al "verte", mi romántico amigo. Que me gusta el soneto no tiene lugar a dudas porque, una vez más, me inspiras con tus palabras y tus sentimientos. Nunca antes escribí un poema más pasional.
Te dejo aquí lo que me has inspirado, a modo de comentario:

Un beso.


... y aliente con su llama el escondrijo
donde guardo el color de la utopía.
(Carlos Serra)

Ven de día, o de noche si tu quieres,
donde guardo el color de mi utopía,
nunca más, te prometo, seré fría
ni mis besos serán como alfileres.

Yo te daré el cobijo que requieres
seré tu astro solar, seré tu guía,
y seremos perfecta eucaristía
o un pecado mortal si lo prefieres.

Te necesito, amor, te necesito.
No me basta mi piel para habitarme
y traspaso los bordes de su muro

para que llegue a ti mi ardiente grito:
Ven a mí, corazón, para calmarme
la impúdica pasión de mi amor puro.
(19-02-12)

Carlos Serra Ramos dijo...

Idella,no creas que me olvidé de responderte, has compuesto una joya en poesía y merece intentar una correspondencia a tu nivel ¡Dios! qué maravilla.

Un beso con mi agradecimiento, querida amiga.
...........Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

Mi respuesta:

…seré tu guía,
y seremos perfecta eucaristía
o un pecado mortal si lo prefieres.
(Idella Esteve)

Iré a tu encuentro al filo de la noche
rechazando el fantasma que me hiere
si como tú, mi amor, nadie me quiere
ni tengo corazón para el reproche.

Un nido de palomas será el lecho
donde mis brazos ciñan tu cintura
y pierda con tus besos la cordura
que frenen los latidos de mi pecho.

No hay razón que nos niegue un nuevo ensayo
si los dos deseamos la acogida
de un refugio con flores de otro mayo;

No, no es pecado amarse hasta el desmayo
ni gozar la pasión que es compartida
en la unión de tu rosa y de mi tallo.
______.______

Recibe mi beso, querida amiga, y mi reconocimiento a tu decir poético de gran altura en este bello soneto. Una joya que guardaré con celo.
.................Carlos

Francisca Quintana Vega dijo...

Me encantan los sonetos. Es mi estrofa preferida.Este es muy bueno. Un saludo

Carlos Serra Ramos dijo...

Hola, compañera de letras, gracias por tu nueva lectura, a mí también me gusta ese género si bien los prefiero con rimas distintas los cuartetos, observa que en A,B,B,A, ambos igual, se forman tres pareados con lo cual se repite mucho la misma voz, es un gusto personal sin duda.

Si te gustan los sonetos y estás en Facebook (creo que no) te recomiendo el grupo "Al abrazo del soneto" Cada semana se editan casi un centenar y compiten sonetistas de muy alto nivel.

Mi agradecimiento por tus entradas, Francisca, y recibe mi saludo más cordial.
................Carlos

Mucha de la Torre dijo...

Que hermoso blog!!!!

Carlos Serra Ramos dijo...

Mucha de la Torre, me alegra que te guste, pasaré por el tuyo en justa correspondencia y porque presumo será de interés.

Te saludo cordialmente, y vuelve cuando gustes.
..............Carlos

Inma Diez dijo...

Buen soneto, Carlos!!!
Siempre es una delicia leerte.
Un abrazo,

Inma