sábado, 27 de agosto de 2011

Cuando la Luna se esconde


Una línea quebrada es este amor
en los picos más altos de la sierra
donde la sangre es hielo
que se funde al calor del eco si me llama
o sigue congelada en su silencio.
                               *

La espero cada noche
cuando la Luna asoma,
mas, negros nubarrones
cierran su argento en días que Selene
viste de diosa y… vaga su Universo
sin prestar atención a mi mirada.
               _______._______

.

6 comentarios:

María dijo...

Amigo Carlos, me encanta leer tus versos, porque siempre escribes desde la sensibilidad y profundidad de tu ser.

La luna quiere jugar,
por eso se esconde,
y después vuelve a aparecer,
para guiñarte un ojo,
y llenarte de caricias.

Un beso, amigo.

Oréadas dijo...

Pero la luna sabe, la luna sabe..
Un saludo Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

Querida María, bonitos labios en tu nueva imagen.

¿Conoces la leyenda de Selene y Endimión? Nos cuenta que en las noches que cambia a luna nueva desaparece porque baja a la tierra para hacer el amor con Endimión, rey que fue destronado y ejerce de pastor en los más elevados montes, pero Endimión duerme y no se entera, sólo al despertar cree haber tenido un maravilloso sueño.

Así pues, no vas desencaminada con tus versos porque es cierto, le cubre de caricias y hace el amor con él, y sabes, llegaron a tener cuarenta hijos y una hija, o al revés, no lo recuerdo bien.

En tanto una mujer me ame
Selene estará connmigo
porque soñaré con ella.

Gracias por venir siempre, María, mi atenta y estimada amiga.
.....................Carlos

Francisca Quintana Vega dijo...

Hermosos versos, mezcla de amor y melancolía. Saludos

Carlos Serra Ramos dijo...

En efecto, claro que sabe, sabe bien de mi sentir cuando no la veo, pero a veces, en sus paseos olvida que la espero.

Agradecido por tu visita va mi afecto, amiga.
............Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

Francisca:

Me alegra tu visita, cuando éstas se repiten es una satisfacción para el autor porque muestra un aprobado a sus escritos, gracias.

Así es, una mezcla de amor y melancolía en el hablante que se queja por su ausencia.

También mis saludos más cordiales para ti.
.............Carlos