miércoles, 9 de septiembre de 2009

Llueve



La lluvia en la ventana
Composición con paint

(Imagen tomada de la Red. Enlace wordpress.com)
*


Llueve.
En esta tarde gris que me ensombrece
me abstraigo en el letargo de la nada
al pálido perfil de mis ancestros.

Liga
de tantas esperanzas
perdidas en el aire,
de tantos labios secos,
de tanta soledad por no estar solo.

¿En cual encrucijada se desvió el destino,
o es que nací sin flores de amaranto
germinado en la arena del desierto?
¿O no entendí que el mundo es una noria
girando en derredor de un solo eje?

Monótona existencia
cuyo quiebro es la piel envejecida,
si más allá, no hay nada que perdure
y sólo a media tarde
se advierte con tristeza que la vida
ha sido un triste engaño.

Pero quizá no es eso,
no, no.
Acaso pueda ser…
que no absorbe más lluvia mi ventana
y llueve,
llueve...
____________.___________



Carlos Serra

31 comentarios:

MiLaGroS dijo...

Precioso. Acaso sea eso. Un abrazo

Carlos Serra Ramos dijo...

Gracias Milagros, estrenas la página. Me es grata tu visita y motivador tu comentario.

Un beso compañera de letras.

Carlos

La Rodriguez dijo...

La lluvia despierta toda tristeza del letargo en que estaba, y hace disfrutar de esa soledad voluntariamente escogida mientras te abraza y te mece.

Carlos Serra Ramos dijo...

Mmmmm.... Todo poesía tu bello comentario, un mini poema que te agradezco.

Un beso, Ro

Carlos

María Socorro Luis dijo...

Tu poema, lleno de melancolía y profundidad, muy hermoso.

Me gusta la lluvia, viajar, caminar bajo la lluvia...

La lluvia escribe versos
y besos,
en el papel cobalto de la tarde...

Soco

Carlos Serra Ramos dijo...

Querida Soco:

por lo que veo es cierto que la lluvia motiva al verso, primero La Rodriguez y ahora tú, vuestros comentarios se desbordan en poesía. Muy bello:

"La lluvia escribe versos
y besos,
en el papel cobalto de la tarde..."


Mi beso pleno de afecto, amiga.

Carlos

María BlancaNieves dijo...

A mí me gusta cuando llueve, porque sucede que el tiempo de nosotros se escurre lentamente convertido en gotitas de nostalgia, allí, en el cristal que nos separa. No obstante, y pese a la tristeza que conlleva dicho evento, lo disfruto intensamente, y así será, mientras siga viva.

La cadencia de este POEMAZO es espectacular queridísimo Carlos. Sonríe, que no hay vacíos en la distancia, ni bajo una tormenta de soledades plenas mientras el amor exista.

Me fascinaron tus versos. Te quiero mucho. Un beso con cariño.

cielo claro dijo...

No, no puedo ser que la vida haya sido un engaño, lo que nos sucede que las ilusiones con el tiempo son mas razón que corazón y por eso sentimos la piel arrugada por la falta de fantasías, noooo, no puede ser.... la lluvia que asesina sus gotas golpeándolas contra el vidrio de tu ventana, ha hecho que sientas esa desesperanza, anda vamos, que también tenemos soles que nos besas los labios.

Te dejo los míos en mi balcón.

Abrazos amigo mío.

Candela Martí dijo...

Amigo Carlos, un poema exquisito que enlaza melancolía y esencias de lluvia con ese sensible lirismo que sabes comunicar en tus versos, que siempre emocionan.

Mi abrazo un día antes de salir de vacaciones.

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Bellisimo poema, la lluvia siempre nos trae a las ausencias que tanto añoramos y gracias por dejar tu huella en mi blog
Desde Argentina te saluda
Lydia Raquel Pistagnesi

Carlos Serra Ramos dijo...

María, gracias por tu intento de infundirme ánimo. Es algo que casi nunca pierdo porque el optimismo siempre viajó conmigo, sin embargo, alguna vez se desean imposibles, que no lo hubieran sido si en aquella encrucijada mi elección por una senda fuera otra, pero cabe pensar que quizá la siguiente resultase peor. Quien sabe, amiga. Visto con optimismo digamos que elegí bien.

Es una alegría verte en mis letras, querida, siempre tu palabra amable y tu cariño.

Mi beso en tu ventana.

Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

Me reafirmo, Freya, la vida tene una amplia gama de colores -por decirlo metafóricamente- que cambian del rojo al negro según pasan los años. La pureza de la azucena, el azul, el rojo del amor... hasta los pardos, grises y negros. Incluso los más vivos como el rojo o el azul de la ilusión pueden ser desvaidos, y eso aún es peor.

Los míos fueron tan vivos que promueve la añoranza y es cuando percibes el engaño de la vida. No la hay, no como prolongación de las vivencias; la percepción de la vida es el instante único que la vivimos. El beso a unos labios debe repetirse al día siguiente porque su sabor aun tatuado en la memoria no nos vale.

Bueno, vaya rollo ¿verdad? por lo visto sigue lloviendo en mi ventana. Al menos si tu balcón estuviera cerca...

Un fuerte abrazo, querida amiga.

Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

Mi amiga Candela, lo primero es desearte las más felices vacaciones, querida, pero no olvides la poesía.

Agradezco tus palabras porque me obligan a escribir buscando la superación a lo ya escrito. Éste es un lugar público y no puedes permitirte defraudar a quien, como tú, viene expresamente a leerte porque le gustó el poema anterior.

Un abrazo largo y grande que ha de durar hasta tu vuelta.

Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

Hola, Lydia:

Un placer tu visita y una satisfacción si te gustó el poema.

No me des las gracias por entrar en tu blog, no sabes el cargo de conciencia que tenía por no saludarte en tanto tiempo. Quisiera estar en todas partes sin ser Dios y como humano no puede ser.

Permíteme un beso desde Barcelona.

Carlos

cielo claro dijo...

Vuelvo para dejarte un poema, ya sabrás porque.... lo dejo en este tuyo, porque est tan sentimental me nace acompañarlo con mis versos.

LAS CUATRO ESQUINAS (Verso libre)

Los párpados son balsas donde riego tu efigie
cuando extinguir resuelvo la luz de mis entrañas.

Me hundo en tu memoria, tu palabra, tu vida,
y robo de tus labios que místicos esperan
el beso de mi boca como ave precursora,
alcanzan al portal de mis visiones
alados roces suaves que palpan mi entretela.

De la nada nació todo este hechizo,
cuento de infantes,
cuento de inspiraciones
y de las deudas
que la vida nos va dejando.

No sé si será todo, si ese todo existe,
también las cuatro esquinas de mi almohada
llevan tu nombre,
queda grabado
en mis sueños de noche y en mi margen,
allí donde la luna se desviste
cuándo quiere desnuda
darle luz a la sal de agua.

En el balcón dejo mi boca,
así yo no te olvido.


(Freya)
13 de Septiembre, 2009


Mis cariños para ti

Freya.

Laura Gómez Recas dijo...

¡Qué poema más melancólico! Triste... La vida te arrastra, pero nosotros tenemos el piolet. Sólo a veces no podemos con ese glaciar que nos engulle en sus grietas.
Me ha encantado la composición del poema. Como siempre.
Y, como siempre, un beso.
Laura
(Estoy volviendo)

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Querido Carlos,

la vida no engaña, nosotros nos creamos fantasías que no alcanzamos, pero si discurres por tu libre albedrío sabrás perfectamente que solo el hombre es capaz de ver cada día diferente. Lo estático, no existe, solo basta el regadío de nuesta ilusión. Tu tono melancólico, es en sí mismo un arma que dispara contra tu libertad, porque eres libre y el pasado fué. El presente está en tus manos y el tiempo no marca nada más que lo que tú te propongas para ser feliz. Somos los únicos animales capaces de cambiar. La edad va con el espíritu, jamás con la partida de nacimiento. Pues muchos nos hacemos más jóvenes conforme avanza el tiempo.
No descuides los momentos, no descuides ser feliz, porque puedes serlo.

Con toda mi admiración y afecto,
tu vetusta amiga Cris.

Carlos Serra Ramos dijo...

Querida Freya, te reponderé en Bio en cuanto vuelva a Barcelona. En estos viajes míos el tiempo aún se me hace más corto. A ver la nueva tanda de contrapuntos como se nos da.

Un fuerte abrazo, querida.

Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

Gracias Laura, gracias por tu visita y por ser mi amiga.

Soplo besos al vento para que te lleguen.

Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

Querida Cris, voy pensar que puede que tengas razón en lo de vetusta, cuando menos en la razón, ya que tu comentario manifiesta una experiencia de la vida que no acostumbra en una mujer tan joven como tú. Lo releí porque me asombré a descubrir en tu expresión una filosofía sobre el devenir de la vida que te ignoraba.

Me gustó y no voy a rebatirlo. Garcias por extenderte en esas reflexiones, Cris. Eres un encanto.

Vayan mis besos por el éter, amiga mía.

Carlos

Luisa Arellano dijo...

Si no te conociera pensaría que estás con el ánimo por los suelos de tan melancólico y triste que te ha quedado este poema. Pero como te conozco, sé que lo que hay en este poema es experiencia y sabiduría a raudales, además de la mano de un maestro de lo romántico y de la experiencia. Y no, no es malo ser un poeta de la experiencia, ni está anticuado, ni estos poemas van a desaparecer. La poesía tiene tantos brazos y huecos como lectores y siempre hay alguien que vibrará de emoción y que identificará sus viviencias. La poesía es infinita y nunca moda. Lo bien hecho y tú lo haces genial permanecerá siempre.

¿y porqué decía yo esto? ;) ¡ah! debe ser que tu lluvia me ha empapado el alma.

Te dejo un beso enorme, mi poeta favorito.

Carlos Serra Ramos dijo...

Mi querida Luisa, ya ves, hoy con todas las letras, y es que eso de "mi poeta favorito" me ha llegado a lo más hondo, no por pretensión, sino por el cariño que con ello me demuestras.

Mi beso, querida mía, con todo el cariño que también te tengo.

Carlos

ROCIO dijo...

Pues no y no, ya que la lluvia me produce melancolia faltaria tu tinte de tristeza y melancolia.

Con alegría dias tristes y soleados.

Por si te da luz te diré que escribes precioso y da gusto leerte aún debajo del agua.

Un abrazo.

Rocío

Carlos Serra Ramos dijo...

Jajajajaja, Rocío, "debajo del agua" Qué ocurrencia amiga, me despertaste la risa. Por lo menos precisarás escafandra.

Querida Rocío, me alegra tu visita y tu comentario me desborda el ego, qué quieres, uno es sensible al halago aunque se disimule,

Mi beso, amiga.

Carlos

Mareas dijo...

Señor Carlos, buenos días, me quedé absolutamente prendada de su poema, es maravillosamente romántico y me tengo que ir a trabajar porque sino me quedaba leyéndolo de buena gana. Felicitaciones maestro.

De todas formas no me voy a ir sin presentarme.

Querida Carmen, he leído antentamente tus dos primeros poemas y me quedé con una sensación de nostalgia real, tal cual como se expresó de tu alma. No es fácil poder llegar al otro (escondido detrás de la pantalla) y bañarlo en sentimiento, vos lo lograste, por lo tanto no me voy a ir sin presentarme.

Soy Denn, moderadora del portal literario Mareas del alma:
http//mareasdelalma.foroactivo.com

Somos un grupo de poetas reunidos en torno a un
denominador común: el amor a la poesía y desde allí la invitación.
Sería realmente un honor para todos nosotros contar con un
poeta como usted para enriquecernos,
aprender y soñar en un ambiente de amistad y buena onda.
Mil disculpas por la molestia, ojalá pueda encontrarlo allí, ojalá pueda encontrarlo pronto allí señor Carlos.
Un besito para usted y gracias por su atención

Denn

azpeitia dijo...

Tus versos son de una delicada belleza...magnífica tu inspiración...un abrazo de azpeitia

Perfecto dijo...

Accedo por primera vez a tu blog, y lo hago llamado por este poema en concreto. Días de Lluvia, alma expectante.
Muy bueno. Creo que volveré a visitarte.

Carlos Serra dijo...

Hola, Denn: con toda seguridad te digo que pasdaré en breve por MAREAS para conoceros, mi tiempo es escaso no obstante, atenderé tu amable invitación.

Gracias por tu comentario y el ofrecimiento.

Recibe mi más cordial saludo

Carlos Serra

Carlos Serra dijo...

Azpeitia, querido amigo, disculpa la demora en mi respuesta, aún estoy con un pie en La Lobera.

Es una gran satisfacción, cosa que tú ya sabes, esgribir y recibir el aprobado de quien te lee.

Gracias, amigo y recibe mi abrazo.

Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

Perfecto, qué decirte, que me causa satisfacción tu comentario, porque en una primaera visita promover un comentario al lector manifiesta que al menos el poema mereció el aprobado.

Gracias, amigo por tu generosidad y recibe mi saludo más crdial.

Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

Mareas:

Hola Denn, posiblemente no llegues a saber de mi respuesta después de tantos meses de tu comentario en el que, además amablemente me invitas a vuestro foro, lo dejé pendiente y fue pasando el tiempo.

Hoy que al revisar mis posteos me apercibo de mi descuido te agradezco cuanto dices y acepto con gusto tu invitación, me verás en breve como uno más en el registro de usuarios.

Gracias por tus palabras y tu invitación.
Mi más cordial saludo,Denn.
.......................Carlos Serra