domingo, 28 de junio de 2009

TOLVANERA DE CELOS



Imagen tomada de la Red
_________


Como el ciclón, que gira sin salida
de todo lo que encierra y desmorona,
e insensible al dolor que se ocasiona
destruye sin saber hasta la vida.

De igual modo, se fijan las raíces
de la duda, ahogando hasta el aliento,
envuelto en tolvanera por el viento
de los celos que muerden y maldices.

Imposible que más pueda quererla,
ni olvidar de sus besos triste miel,
ni puedo con los míos retenerla
porque sus ojos dicen que es infiel.

Sólo puedo sufrir por olvidarla
o derramar mi sangre antes que odiarla.
*
*
Carlos Serra
__________.__________

6 comentarios:

Laura Gómez Recas dijo...

¡Pasión, Carlos! Con el rugido del verso clásico trasportas el mundo de los celos a los textos pasionales de otros siglos. El romanticismo limpia la cara de este lamento y el último verso es una pica clavada en la inmolación. ¿Qué otra salida hay? Al amor del amado no se le puden poner cercas... Esto es cosa de dos.

Un beso,
Laura

Carlos Serra Ramos dijo...

Quizá en mi juventud, sólo quizás, los celos me agobiaron, sobre todo cuando no se está seguro de ser correspondido, en esos casos, está claro que es una falta de confianza en sí mismo, pero como sea, duelen.

Pero hace mucho que entendí el amor desinteresado, no aquello de si me quieres te quiero y si me das te doy. Si se amase con un sentimiento sin egoísmo, puro como el que sentimos por los hijos, nos habría de hacer felices saber que la persona amada lo es aún con otro ser. Pero eso es casi imposible y sólo con la edad en buena parte se va aceptando.

Mi beso, Laura (Ya sabes, aunque yo te ame, sé feliz. jejeje, lo he confesado públicamente)

Carlos

La Rodriguez dijo...

Pasión y tortura es este clásico ciclón del que había oido hablar tanto, que disipó mi amor al pasar por mi lado hace unos años.
Esta es la primera vez que engulle, sin sentido, sin edad, sin ser dos y esperando no volver a probarlo; me atrevo a compartirlo en mi blog.

Candela Martí dijo...

Estimado Carlos, un soneto hermoso, muy hermoso, a pesar del dolor que supone ese sentimiento que tan magistralmente describes en tus versos. Tu pluma derrama sensibilidad y melancolía a raudales y es un verdadero placer disfrutar de ella. Y aprender, que no es poco.

Mis aplusos, de pie, poeta.

Carlos Serra Ramos dijo...

La Rodriguez:

Los celos moderados son muestra de celo por el amor de la pareja, casi un halago, mientras que cuando éstos privan la libertad y son una persecución de todas tus horas "A dónde vas y de dónde vienes" la relación se hace insostenible. Una angustia para ambos. Los sufrí hasta el ahogo y te aseguro que me amargó la vida.

No obstante, inclinado a sacar consecuencias positivas de cualquier experiencia, aprendí que el amor debe desterrar ese sentimiento si se ama de verdad.

Gracias por tu visita, amiga. Te mando un beso, si quieres lo recoges y si no me lo devuelves.

Carlos
_____________

Carlos Serra Ramos dijo...

Candela, mi estimada amiga:

Lamento muy de veras el lapsus de dejar sin respuesta tu comentario. Cambiaré la configuración para visionarlos en la primerfa página, ya que alguna vez me ocurre que se me pasan.

Tengo algunos con este tema porque quien más y quien menos ha sufrido de celos en la primera fase del amor cuando se duda de ser correspondido y acucia el temor a perder al ser que se ama.

Los iré editando de cuando en cuando.

Gracias por tu paso y las frases que me dedicas incrementando mi ego.

Un beso, amiga, o dos, que tengo muchos sin destino.

Carlos